Los lemas de los países al estilo de Juego de Tronos

Recientemente se estrenó la tercera temporada de la serie de televisión “Juego de Tronos” adaptación de los libros de la saga “Canción de Hielo y Fuego” de George R. R. Martin (me pregunto si para triunfar en la fantasía hay que tener dos Rs en el nombre, como Tolkien).

En esta serie de fantasía medieval todas las nobles casas enfrentadas se caracterizan por tener, además de blasón o escudo de armas, un lema personal. Además este lema define bastante bien la personalidad de los miembros de dicha casa y se usa y se repite constantemente a lo largo de las distintas novelas y de la serie. Quién no recuerda el “Se acerca el invierno” de los Stark o el extra-oficial “un Lannister siempre paga sus deudas” de la casa Lannister y que se aplica con el doble sentido de recompensa/venganza.

El tema este de los lemas no es exclusivo de la literatura, en realidad todas las naciones tienen un lema nacional (oficial u oficioso) que pretende definirlas. La mayoría de estos lemas son bastante aburridos pero hay algunos famosos, curiosos o interesantes.

España: “Plus Ultra”

Hay que reconocer que en España con el tema de los himnos somos un poco inútiles (nuestro himno sin letra no apasiona a nadie) pero en cambio tenemos uno de los lemas que más me ha gustado de los que he leído, se trata de Plus Ultra. El lema viene de la leyenda de las Columnas de Hércules, elemento mitológico situado en el Estrecho de Gibraltar y del cual los romanos decían “Non Terrae Plus Ultra”, es decir, no existe tierra más allá. Posteriormente, con el descubrimiento de América y el establecimiento del imperio transatlántico de España, Carlos I (el quinto para el resto del mundo) decide adoptar como lema simplemente “Plus Ultra” (más allá) dando la idea de que hay que abandonar los antiguos miedos y tener el valor de tomar riesgos y ver qué es lo que hay más allá. Desde entonces las Columnas de Hércules con el lema aparecen el el escudo de España.

Estados Unidos: “E pluribus unum”

“E pluribus unum” fue el lema “de facto” de los Estados Unidos desde su fundación hasta 1956 en el que decidieron por ley establecer que su lema oficial fuera “In God we trust” (En Dios confiamos), algo que parece más propio de una teocracia que de la que presume ser la nación más avanzada del mundo. “E pluribus unum” significa “De muchos, uno” e inicialmente se refería a las 13 colonias inglesas que se unieron para formar el país, aunque luego con la inmigración y la variedad cultural y racial del país vino a significar que, de todas estas nacionalidades, emergió un único pueblo y una única nación.

Francia: Liberté, égalité, fraternité

Logo_de_la_République_française.svgQuién no conoce el famoso lema de Francia: Libertad, Igualdad, Fraternidad. Un lema que acuñaron los revolucionarios franceses al acabar con la monarquía y traer la libertad al pueblo… Todo muy bucólico hasta que te enteras de que el lema original era ” Liberté, égalité, fraternité, ou la mort! “, es decir, “libertad, igualdad, fraternidad, o la muerte!”. O sea, que te liberas tu mismo o llamamos a Robespierre, el experto en afeitados apurados, para que te libere del peso de tu cabeza.

En Coruña tenemos una curiosa relación entre este lema y nuestro callejero. Antaño existían las calles Libertad, Igualdad y Fraternidad en el Barrio de Monte Alto, pero con la llegada del franquismo estos nombres parecieron poco adecuados, así que decidieron cambiarlos por otros más acordes con sus ideas. Así la calle “Libertad” paso a ser “Disciplina”, la de “Igualdad” paso a ser “Justicia” y la de “Fraternidad” pasó a ser Trabajo. La ley de Memoria Histórica no trajo de vuelta los antiguos nombres a estas calles, así que se decidió que las calles Libertad, Igualdad y Fraternidad aparecieran de nuevo en el callejero coruñés en el nuevo barrio de Vioño, y en una orgía de amantes de la tortilla francesa decidimos añadir las calles “Revolución Francesa”, “Enciclopedia Francesa” y “Napoleón Bonaparte”, este último un reconocido defensor de la libertad… de invadirte cuando le diera la gana.

Austria: “A.E.I.O.U.”

Fuente: Noble y Real

Como no nos van a ganar estos centro-europeos en educación si hasta ponen de lema nacional las vocales. Al parecer el lema “A.E.I.O.U.” era usado por el emperador Federico III de Habsburgo que lo ponía en edificios y documentos oficiales aunque sin desvelar de qué era acrónimo. Antes de su muerte desveló que era un acrónimo de “Alles Erdreich ist Österreich Untertan” que traducido del alemán viene a decir algo así como “Todo el mundo está sometido a Austria“. Dada la tardanza en descubrir el acrónimo la gente se animó a encontrarle explicaciones alternativas, como por ejemplo “Austriae est imperare orbi universo” (El destino de Austria es gobernar el mundo). Con estos lemas, añadidos a un poco de música de Wagner, uno empieza a comprender un poco por qué un austríaco de pro como Adolf Hitler volvió a aplicar la receta de Napoleón de repartir libertad por toda Europa.

Reino Unido: “Dieu et mon droit”

¿Cómo? ¿El lema nacional inglés está en frances? Pues efectivamente. “Dieu et mon droit” viene a decir “Dios y mi derecho” y hace referencia al derecho divino que tenían los reyes al trono. Lo adoptó Enrique V allá por el siglo XV ¿Por qué está en francés? No es tan raro como pueda parecer. Recordar que desde la época de Guillermo el Conquistador, el primer rey normando de Inglaterra, y después con la dinastía Plantagenet, el idioma de la corte inglesa era el francés. Recordar también que nos encontramos en el periodo de la Guerra de los Cien Años en donde ingleses y franceses estuvieron guerreando 116 años por el control de los territorios franceses. Este es un ejemplo más de como avanzan los tiempos, actualmente nos matamos mucho más rápido y eficazmente.

Bélgica: L’union fait la force, Eendracht maakt macht y Einigkeit gibt Stärke

Que viene a ser en francés, holandés y alemán: “La unión hace la fuerza“. Parece curioso que el país más desunido de Europa (con permiso de España) tenga un lema que haga referencia a la unión. De todos es conocido que lo único que tienen en común todos los belgas son el Rey, la selección de fútbol y la cerveza. Para todo lo demás Flamencos y Valones se llevan a matar. Sólo hay que ver que el lema está en tres idiomas diferentes. Por cierto ¿que hace el lema en alemán? ¿es el síndrome de Estocolmo después de que los alemanes los invadieran tantas veces? En realidad se refiere a la Comunidad Germanófona, la parte de bélgica que habla alemán y que perteneció a Prusia de 1814 a 1918. Lo simpático del tema es que los Flamencos suelen pronunciar el lema como “L’oignon fait la farce” (“La cebolla hace el relleno”), burlándose del mismo convirtiéndolo en una receta de cocina.

Suiza: Unus pro omnibus, omnes pro uno

Suiza, el país con el escudo de armas más soso del mundo tiene como lema “Unus pro omnibus, omnes pro uno” que traducido viene a decir “Uno para todos y todos para uno”… Si, no has leído mal, el lema de suiza es el lema de Los Tres Mosqueteros. Aunque se trata de un lema oficioso todos los políticos del país lo reconocen como el lema suizo. Al parecer el lema surgió en 1868 después de unas graves inundaciones ocurridas en el, por aquel entonces, joven país. El lema fue usado para promover la solidaridad de unas regiones con las otras. La famosa novela de Alejandro Dumas es anterior, de 1844, así que hay que reconocer que aunque el lema es bonito, muy original no es (recordemos que es muy parecido al “E pluribus unum” estadounidense). Por cierto, ¿alguien puede explicarme por qué los tres mosqueteros eran cuatro?

Brasil: Ordem e Progresso

Según la wikipedia Orden y progreso es un término que proviene de una frase de Auguste Comte, exponente de la ideología y filosofía del positivismo; “L’amour pour principe et l’ordre pour base; le progrès pour but” (“El amor por principio, el orden por base, el progreso por fin” en francés). Su sentido es la realización de los ideales republicanos: la busca de condiciones sociales básicas (respeto a los seres humanos, salarios dignos etc.) y a la mejora del país (en terminos materiales, intelectuales y, principalmente, morales). Vamos, talmente lo que hacen nuestros políticos actuales. De todas formas todo el mundo sabe que el lema extraoficial de Brasil es Menos samba e mais trabalhar como se puede ver en este mítico vídeo…

Azerbaiyán: Odlar Yurdu “La Tierra del Fuego Eterno”

Si alguno tenía alguna duda de donde está Mordor en La Tierra actual ahí tiene una pista, en Azerbaiyán. El propio nombre del país viene la palabra griega “Atropatene” que es una trasliteración del iraní antiguo y que significa “Fuego protector o sagrado”. Incluso el escudo oficial del país muestra una llama ardiendo y quién haya visto la final de la Copa del Rey de fútbol habrá visto que la publicidad del Atlético decía: “Azerbaijan. Land of Fire”

¿Se inspiraría Tolkien en este país para imaginar Mordor? Recordar que la Comarca es la campiña inglesa y que Mordor está al sureste de la Comarca, igual que Azerbaiyán está al sureste de Inglaterra. Y si no me creéis todavía sólo tenéis que echarle un vistazo a Yanar Dag, la montaña del fuego eterno.

Educación para la ciudadanía en tiempos del franquismo

Hoy en día mucha gente se tira de los pelos con la asignatura de “Educación para la Ciudadanía” con el argumento de que el único fin de la asignatura es adoctrinar a las masas con los postulados del gobierno. Algunos llegan a los extremos de conseguir que sus hijos no se gradúen de la ESO con tal de que no pongan sus manos en los libros de tal maligna asignatura.

Sin embargo, no hace mucho tiempo los libros sí estaban cargados de ideología, repitiendo sin cesar el mismo mantra: exaltamiento de lo español, de lo cristiano y, como no, del alzamiento franquista. El libro en cuestión que os comento en esta entrada es “El Parvulito” (entrañable palabra hoy en día en desuso) de la Editorial Miñon S.A. (ISBN 84-355-0317-8) y cuyo autor era Antonio Álvarez Pérez, un maestro autor entre otros de la conocida Enciclopedia Álvarez (una serie de libros de texto para la escuela). Todos estos libros estaban plagados del proselitismo del régimen, pero como el propio Álvarez afirma en una entrevista “O decías lo que ellos querían o le encargaban a otro la tarea”.

El libro estaba destinado para niños de 6 a 7 años, aunque yo creo que lo usé antes de la EGB, aproximadamente con 5 años. Y aunque por aquel entonces Franco ya estaba a dos metros bajo tierra, estábamos en plena transición y supongo que las autoridades no estaban muy por la labor de andar retocando la enseñanza. Así que utilizábamos un libro cuya edición era del año 1967.

Recientemente pude rescatar el libro del fondo de un armario en casa de mis padres y me ha parecido interesante compartir como era la Educación para la Ciudadanía en la época del franquismo. Empezamos por la portada del mismo (pinchar en las imágenes para ampliarlas).

Al abrir el libro lo primero que llamaba la atención era la variedad de temas que trataba, pasaba de un capítulo a explicarte la historia de Adán y Eva, y en el siguiente te explicaba la vida de los hombres de las cavernas, sin percibir siquiera la aparente contradicción de ambas entradas. Si atendemos al índice vemos que el tema religioso se intercala sin rubor con el tema histórico llegando a constituir el 22% del libro (12 entradas de 54).

Pero las entradas de temática religiosa no tienen nada de particular, nada que no pueda encontrarse en un libro de religión hoy en día. Las entradas de ciencias y naturaleza tampoco tienen nada de particular, la verdadera chicha está en las entradas dedicadas a la historia, las cuales destilan la ideología franquista por los cuatro costados. Empezamos por lo mejor…

Franco y el Glorioso Alzamiento Nacional

Como podéis ver, el peloteo a Franco era descarado, sólo les faltaba decir que era guapo, medía 1,90 m. y sus pedos olían a agua de rosas.

La del Glorioso Alzamiento Nacional creo que es la mejor página del libro: salvapatrias que acuden a salvarnos a todos de una forma muy peculiar, a cañonazos de tanque y bombardeándonos por el aire… y todo porque algunos rojos habían decidido continuar la fiesta de las fallas con la iglesia del pueblo. Menos mal que los españoles nombraron a Franco Caudillo para que nos gobernara porque nosotros no sabíamos hacerlo solos.

El imperio y los Reyes Católicos

Viajando hacia atrás en el tiempo pasamos a la época del glorioso Imperio Español herencia de los Reyes Católicos. Como vemos la gloriosidad de esa época se debe sin duda a que los reyes eran muy cristianos… bueno, seguro que el hecho de tener un continente entero que saquear a gusto también contribuyó a la grandeza de España.

De los Reyes Católicos que más se puede decir aparte de que llevan su religión en su nombre… pues que se dedicaron a expulsar a los judios ya que estos (mira tú que cosas) no querían hacerse cristianos.

La Reconquista

El apartado de La Reconquista era muy jugoso como para dejarlo pasar de rositas… caballeros cristianos a espadazo limpio con los moros infieles a mayor grandeza de España. Tenemos a Fernando III el Santo, un rey tan bueno que no dudaba en patear a caballo a todo moro que se le cruzara por delante.

El hecho curioso es que la tumba de este rey está grabada con inscripciones en hebreo y árabe, y que, como cuentan aquí,  el mismo se hacía nombrar “rey de las tres religiones”, una denominación muy significativa de la voluntad de gobernar sobre una sociedad caracterizada por la diversidad. Otra curiosidad es que su cuerpo incorrupto se guarda en la capital de Sevilla, en este enlace podéis ver las imágenes.

Finalmente El Cid, el prototipo de caballero cristiano que se pasaba el día matando moros a mayor gloria de Cristo. ¡ Qué bonita historia ! no dejemos que la realidad nos la estropee. Una realidad en la cual El Cid era más bien un Señor de la Guerra independiente que tan pronto estaba luchando contra los moros como se aliaba con ellos para luchar contra algún rey cristiano

En fin, no pretendo juzgar al libro, la verdad es que estaba muy bien escrito para el público al que estaba destinado, y en cuanto a los contenidos supongo que en esa época no eran opinables. Pero espero que le haga ver a algunos lo que era el verdadero adoctrinamiento a la ideología de un régimen en un libro de texto.

¿Quién fue la primera persona en circunnavegar La Tierra?

Una pregunta típica de trivial podría ser:

¿Quién fue la primera persona en circunnavegar (o dar la vuelta) a La Tierra?

A lo cual podemos encontrar como respuesta una conversación de este tipo

- ¡ Magallanes !

- ¡ No hombre !, ¡ que a Magallanes lo mataron en las Filipinas ! Fue Elcano (segundo de Magallanes) el primero en dar la vuelta a La Tierra

Sin embargo, Magallanes a pesar de morir en el primer viaje de circunnavegación a La Tierra podría ser la respuesta correcta (y digo podría porque en realidad no hay pruebas que lo corroboren) ¿cómo es eso posible? ahora lo explico.

¿A que nos referimos con circunnavegar?

Básicamente como todo el mundo se imaginará circunnavegar La Tierra consiste en dar la vuelta a la misma. Sin embargo, aunque la definición parezca sencilla no está exenta de problemas: dar la vuelta ¿por dónde?. Una primera aproximación podría ser “dar la vuelta cruzando todos los meridianos”. Bueno seguro que cuando Amundsen plantó una bandera en el Polo Sur y dio una vuelta alrededor de ella para ver que tal quedaba no pensaba que estaba circunnavegando La Tierra, a pesar de estar cruzando todos los meridianos en su corto paseo.

Por ello se suele considerar que una circunnavegación de La Tierra tiene que discurrir por un Gran Círculo, esto es, un círculo que divide La Tierra en dos hemisferios idénticos. Como cubrir un gran circulo de forma exacta puede ser complicado se suelen añadir una serie de restricciones para considerar un viaje una circunnavegación: pasar por lo menos por un par de puntos antipodales el uno del otro (por ejemplo, pasar por España y por Nueva Zelanda), recorrer al menos 40,000 kilómetros (la longitud del ecuador), etc.

Para ver lo peliagudo que puede ser el tema podemos ver cómo define la Federación Internacional de Vela una circunnavegación de La Tierra:

Para navegar alrededor el mundo, un buque debe partir y volver al mismo punto, deben cruzar todos los meridianos de longitud y debe cruzar la línea ecuatorial. Puede cruzar algún meridiano más de una vez pero no todos (es decir, dar la vuelta a la Antártida dos veces no cuenta). El camino ortodrómico más corto del buque debe ser de al menos 21.600 millas náuticas (40,000 kilómetros) de longitud calculado sobre la base de una esfera perfecta. En el cálculo de esta distancia es de suponer que el buque va a navegar alrededor de la Antártida en la latitud 63 grados sur. Un buque que parta de cualquier punto en el que la distancia ortodrómica directa es demasiado corta deberá pasar por una isla u otro punto fijo de tal forma que alargue su camino ortodrómico al mínimo requerido. No se permitirán puntos de partida más al sur de 45 ° sur.  Un grado de longitud a 63 grados sur se tomará como 27,24 millas náuticas

Este rollo sólo es para exponer que, si es complicado decir lo que es una circunnavegación, más complicado será dilucidar quién fue el primero en llevarla a cabo.

Antecedentes: El reparto del mundo entre España y Portugal

El origen de la expedición de Magallanes hay que buscarla por un lado en el dominio portugués de las rutas marítimas que llevaban a las tierras de las especias en Asia (los portugueses acabaron su reconquista en el siglo XIII y tenían las manos libres para dedicarse a la exploración) y, por otro lado, en el bloqueo de las rutas terrestres que significaba la existencia del Imperio Otomano. Este dominio de los portugueses se vio refrendado por el Tratado de Alcáçobas de 1479 en el que España consigue el reconocimiento de su dominio sobra las Islas Canarias, pero cede a Portugal el dominio del resto de islas atlánticas (Madeira, Azores y Cabo Verde) y, lo que era más importante, que todo lo nuevo que se descubra por debajo de las Canarias será de Portugal:

… las islas que ahora están descubiertas e cualesquier otras islas que se hallaren o conquistaren, de las Islas de la Canaria para ayuso [que significa abajo] contra Guinea, porque todo lo que es hallado e se hallare, conquistase o descubriere en los dichos términos, allende de que es hallado ocupado o descubierto, queden a los dichos rey e príncipe de Portugal e a sus reinos…

Este tratado motivó que, finalizada la Reconquista española, los Reyes Católicos aceptaran financiar la alocada idea de Cristobal Colón (y digo alocada porque si no llega a estar América en medio aún hoy en día estaríamos preguntándonos dónde acabaría el tal Colón). Al descubrirse nuevas tierras sin colonizar el follón estaba montado, Portugal las reclamaba debido al Tratado de Alcáçobas, mientras que España afirmaba que el tratado le concedía a Portugal todo lo que estuviera al sur de Canarias, pero no al Oeste. Curiosamente los portugueses tenían razón, no hay más que consultar el mapa para darse cuenta que las tierras descubiertas por Colón (Bahamas, Cuba, Santo Domingo, etc.) están al sur de Canarias.

Los monarcas acudieron al arbitraje del Papa Alejandro VI que le dio la razón a los españoles. Desde entonces, curiosamente, todos los mapas de la época muestran a las islas del Caribe al mismo nivel que las Canarias. Puede que fuera un error técnico, dado lo rudimentario de los instrumentos de medida, o puede que los cartógrafos estuvieran aplicando el Teorema del Punto Gordo o el Teorema de la Recta Astuta a sus propios mapas, sobre todo sabiendo que lo problemático era calcular la longitud, pero no la latitud. Es decir, puede que corrigieran ligeramente los mapas para que coincidieran con lo que estaba establecido que tenía que ser y no con lo que realmente era. Esto se puede ver en el Mapa de Juan de la Cosa (1500) o en el Planisferio de Cantino (1502) que reproducimos a continuación.

Mapas posteriores como el de Domingos Teixeira (1573) muestran la posición relativa de Canarias y las Antillas de forma más correcta.

Pero el Papa hace algo más que dar las nuevas tierras como posesiones españolas, fija una línea divisoria de las zonas de influencia española y portuguesa a 100 leguas al oeste de las Azores y Cabo Verde, siendo la zona occidental la correspondiente a Castilla y Aragón y la oriental a Portugal. Esto no sentó muy bien a los portugueses, que se veían privados de la colonización de las nuevas tierras descubiertas. Con el ánimo de llegar a un acuerdo los Reyes Católicos pactaron con el rey Juan II de Portugal (mediante el Tratado de Tordesillas) que la línea divisoria de las esferas de influencia se moviese hacia el oeste, concretamente a 370 leguas al oeste de las islas de Cabo Verde.

¿Por qué esta insistencia portuguesa en mover la línea hacia el oeste? Si vemos la siguiente figura vemos que la demarcación del Papa dejaba prácticamente toda América en manos de España. Con la nueva demarcación del Tratado de Tordesillas gran parte del actual Brasil cae en manos portuguesas ¿sabían los portugueses algo que los Reyes Católicos desconocían? Algunos estudiosos afirma que es posible que la insistencia portuguesa se debiera al conocimiento (o simplemente a la sospecha) de la existencia de las tierras que luego conformarían Brasil. Es más, el descubrimiento de Brasil se debe a Pedro Álvares Cabral que accidental y oportunamente se desvió de su ruta hacia el Cabo de Buena Esperanza descubriendo las nuevas tierras el 22 de Abril de 1500. Otros afirman que simplemente los portugueses querían cubrirse las espaldas y que si las condiciones climáticas desviaban sus naves no querían tener el riesgo de acabar en aguas españolas.

En este juego de metérsela doblada al contrario, España se hizo con casi toda América y Portugal consiguió hacerse con Brasil a costa de mover el meridiano de división hacia el oeste. Pero este movimiento del meridiano tuvo otra consecuencia inesperada para Portugal, el antimeridiano de Tordesillas, el resultado de prolongar la línea del meridiano más allá de los polos, también se movió dejando ahora a parte de las míticas Indias dentro de la esfera de influencia española. España vio la posibilidad de colonizar las indias navegando siempre por aguas que el tratado de Tordesillas le concedía, al principio implícitamente, ya que nunca se menciona el antimeridiano, pero mas tarde de forma legal mediante el Tratado de Zaragoza de 1529. Simplemente había que rescatar la vieja y peregrina idea de Colón y navegar hacia el Oeste, dejando atrás América y llegar así a las Indias.

Los viajes de Magallanes con Portugal

Antes de viajar a las órdenes del Rey de España, Magallanes navegó con sus compatriotas siguiendo la ruta de rodear África y viajar hacia el este para alcanzar las Indias. Está acreditada su presencia en 1505 en las distintas colonias portuguesas de la India (como la ciudad de Goa) y se sabe que participó en 1511 en la conquista de Malaca (en la actual Malasia), centro de comercio de importancia estratégica. Pero aún faltaban por encontrar las míticas islas de las especias, en el archipiélago de las Molucas, a la que se dirige una expedición comandada por António de Abreu.

Esta expedición localiza las islas de Banda y carga los barcos con especia y retorna a tierras portuguesas. Sin embargo, el lugarteniente de Abreu y posible pariente de Magallanes (Francisco Serrão) continúa la exploración del archipiélago, con la mala fortuna de que su barco se hunde cerca de la isla de Ternate. Posteriormente Serrão se pone al servicio del sultán de Ternate y sus cartas a Magallanes describiéndole las míticas islas de las especias se cree que son las que finalmente moverán a este último a tratar de llegar a ellas siguiendo la ruta del oeste.

En este punto es importante destacar que algunas fuentes sitúan a Magallanes en la expedición de barcos que llegó a Banda y que posteriormente regresó cargada de especia a los dominios portugueses. En concreto lo citan el geógrafo Giovanni Battista Ramusio y el historiador español Leonardo de Argensola,  tal y como cita la enciclopedia británica, aunque la propia enciclopedia afirma que no existe ninguna prueba de que Magallanes viajara en esta expedición.

La expedición de Magallanes-Elcano

A la vuelta a Portugal Magallanes perdió el favor del rey de Portugal, Manuel I, por lo que decidió ofrecerse al rey español, Carlos I, con una propuesta similar a la de Colón: alcanzar las Indias navegando hacia el oeste. Los viajes de Colón y Magallanes tienen muchos puntos en común:

  • Eran expediciones financiadas por España pero al mando de un capitán extranjero:  Colón era supuestamente genovés y Magallanes era portugués.
  • Las dos partían de concepciones erróneas: En general pensar que la Tierra era más pequeña de lo que realmente era, y en particular Colón desconocía por completo la existencia del continente americano y Magallanes pensaba que el estuario del Rio de la Plata era el paso hacia las Indias y que el océano Pacifico era mucho más pequeño.
  • Las dos, a su manera, fueron exitosas: Colón descubrió nuevas tierras a colonizar (aunque no las esperadas) y Magallanes descubrió la ansiada ruta hacia las Indias (aunque al final estuvieran tan lejanas que el comercio por esta ruta resultó ser altamente ineficiente)

Por cierto, resulta curiosa esta manía de los reyes españoles de poner extranjeros al mando de sus viajes de exploración… haciendo un arriesgado paralelismo esta costumbre parece ser continuada en el fútbol, donde es habitual que los clubes tengan como principales estrellas a futbolistas extranjeros :-D.

Después de mil y una vicisitudes, de haber descubierto el estrecho de Magallanes y cruzar el Pacífico en condiciones lamentables la flota llegó a las Filipinas y Magallanes, estúpidamente, se entrometió en las luchas locales de los indígenas pereciendo en la Batalla de Mactán el 27 de abril de 1521.

Al morir Magallanes, Elcano se hace con el mando de la expedición y su vuelta a España es otra odisea que daría para escribir una novela. Al reducirse la tripulación deciden abandonar un barco y navegar sólo en dos, pero se encuentran en aguas portuguesas, territorio enemigo, por lo que tiene que extremar las precauciones para no ser capturados y encarcelados. En cierto momento uno de los barcos (Trinidad) decide tratar de deshacer el camino hecho y volver a España cruzando de nuevo el Pacífico, pero es capturado y sólo 4 tripulantes pudieron sobrevivir al cautiverio para llegar años más tarde a España. El barco de Elcano (Victoria) después de múltiples penurias consigue llegar a España casi tres años después de su partida y con solamente 18 tripulantes (contando a Elcano), que se convertirían en las primeras personas en dar la vuelta al mundo.

¿Fue realmente Elcano el primero en dar la vuelta al mundo?

En primer lugar decir que Elcano y su tripulación del Victoria fueron las primeras personas en dar la vuelta al mundo en un solo viaje… pero Magallanes pudo habérseles adelantado dando la vuelta al mundo (aunque en varios viajes). En el viaje que hizo con Elcano se sabe que, viajando hacia el oeste, llegó hasta el meridiano 124º E en el que se sitúa la isla de Mactán. En sus viajes con la corona de Portugal se sabe que llegó, viajando hacia el este, hasta Malaca en el meridiano 102º E.

¿Pero qué pasaría si, como piensan algunos, Magallanes llegó a viajar a las Molucas? Las islas de Banda se encuentran en el meridiano 130º E y la isla de Ternate en el 127,3 º E sobrepasando los 124º E de la Isla de Mactán. Por lo tanto Magallanes se convertiría en la primera persona en dar la vuelta al mundo según los criterios que enunciamos al principio (atravesar todos los meridianos, recorrer al menos la longitud del ecuador, etc.) aunque en un par de viajes y no en un viaje continuo.

Es más, hay personas que defienden que ese honor corresponde en realidad a Enrique de Malaca, el esclavo e intérprete local que Magallanes se trajo de Malaca y que lo acompañó desde entonces en sus viajes. Pero del tal Enrique no se sabe prácticamente nada después de la muerte de Magallanes. Se las arregló para escapar de los españoles y puede que volviera a su tierra natal pero no hay pruebas de ello. De todas formas hay gente a la que le gusta destacar el tema por lo romántico que tiene: un indígena, esclavo, recorre el mundo y regresa a su patria convirtiéndose en el primer hombre en dar la vuelta al mundo.

Como conclusión: Elcano dio la primera vuelta al mundo documentada y en un único viaje. Magallanes y su esclavo Enrique de Malaca pudieron haber dado la vuelta al mundo antes en varios viajes, pero no hay pruebas fehacientes que lo atestigüen. Además, toda esta historia de quién llegó primero sólo era un MacGuffin usado para contar algo tan apasionante como el reparto del mundo entre España y Portugal y sus exploraciones alrededor de La Tierra.

Fuentes: Wikipedia (como no), la Enciclopedia Británica, La Historia del Mundo de Richard Overy, la Historia Universal de El País y otros enlaces.

¿Es el código de Hammurabi (Ley del Talión) civilizado?

Los últimos acontecimientos relacionados con la justicia han traído a mi mente uno de los primeros códigos de leyes que se conoce de la humanidad, hablo en concreto del Código de Hammurabi, escrito alrededor del 1790 antes de Cristo en la antigua Babilonia.

El código se conserva en el Museo del Louvre de Paris grabado en una estela de basalto de más de dos metros de altura. En la parte superior está representado el rey Hammurabi junto con el rey del Sol mesopotámico (Shamash). En la parte inferior se encuentra el código en sí grabado en caracteres cuneiformes acadios.

¿Qué clase de leyes recoge este código?

Pues básicamente se trata de una forma compleja de la Ley del Talión, es decir, el famoso “ojo por ojo, diente por diente”. La Ley del Talión es un principio jurídico de justicia retributiva en el que la norma impone un castigo que se identifica con el crimen cometido.

Dicha ley aparece citada varias veces en la Biblia, por ejemplo en el Éxodo 21:23-25 encontramos las famosas frases:

Pero si sucede una desgracia, tendrás que dar vida por vida,
ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie,
quemadura por quemadura, herida por herida, contusión por contusión.

El código de Hammurabi incluye 282 leyes algunas de las cuales recogen casi literalmente las famosas sentencias de la Ley del Talión:

196. Si un hombre quita el ojo de otro hombre, su ojo será quitado.
200. Si un hombre extrae el diente de otro hombre, su diente será quitado.

Otras sentencias incluyen el concepto de justicia retributiva o, básicamente, que te hagan a ti lo que tú has hecho a otros, a veces de una manera peculiar.

209. Si un hombre golpea a una mujer embarazada, lo que le provoca el aborto, entonces deberá pagar 10 shekels por su pérdida
210. Pero si la mujer muere también entonces la hija del agresor será sentenciada a muerte.

Pero también el código incluye compensaciones por los delitos, algunas veces eran compensaciones monetarias pero otras veces eran condenas más brutales que incluían mutilaciones y, como no, la pena capital:

6. Si alguien roba la propiedad de un templo o de la corte, será sentenciado a muerte junto con el receptor del artículo robado.
195. Si un hijo golpea a su padre se le cortarán las manos

Sin embargo el código no se paraba sólo en los castigos, sino que también se ponía a organizar la vida de las familias en aspectos como las relaciones conyugales, las relaciones paterno-filiales, etc.

128. Si un hombre toma una mujer a la esposa, pero no tiene relaciones con ella, esta mujer deja de ser su esposa.
168. Si un hombre desea expulsar a su hijo de su casa, y declara ante el juez: “Quiero expulsar a mi hijo”, entonces el juez examinará en sus razones. Si el hijo no es culpable de ninguna falta, por la cual se le pueda expulsar de forma justa, entonces el padre se verá obligado a readmitirlo.

Regulaba también los servicios profesionales:

229. Si un constructor no construye una casa correctamente, y esta se derrumba matando a su dueño entonces el constructor deberá ser condenado a muerte.

Y, como no, siempre hay clases y los esclavos también tienen sus derechos, aunque un poco reducidos.

199. Si un hombre extrae el ojo de un esclavo, o rompe sus huesos, entonces deberá pagar la mitad de su valor.

El código también incluía normas para controlar los juicios, así que se cuidara mucho el Garzón de la época que la prevaricación ya estaba penada:

5. Si el juez de un caso llega a una decisión y la presenta por escrito, y luego se descubre que hubo un error en la decisión y que fue por su culpa, entonces debe pagar 20 veces la multa impuesta por él en el caso, será públicamente apartado de su puesto y nunca más podrá dedicarse a la judicatura

¿son civilizadas este tipo de leyes?

Uno de los problemas de leer hechos históricos es pretender juzgarlos con la moral actual, es decir, no es la primera vez que leo artículos hablando de Julio César al cual ponen a caldo por “lanzarse a conquistar otros países”. Vale que hoy en día eso está mal visto, pero en la época de César o conquistabas o te conquistaban, era ley de vida, y el mejor dirigente era aquel que expandía las fronteras de sus dominios.

Con estas leyes pasan cosas similares, se las juzga desde el punto de vista de los códigos de leyes actuales y se las critica por salvajes: mutilaciones, asesinatos, desprecio por la integridad de los esclavos o de la mujer, etc. Sin embargo, la gente no se da cuenta de que códigos de leyes como el Código de Hammurabi son más una muestra de civilización que de salvajismo y que el “ojo por ojo, diente por diente” no es más que el propósito de limitar la venganza de los agraviados: si a ti te han quitado un ojo entonces sólo tienes derecho a resarcirte quitándole un ojo a tu agresor, pero nunca podrás mutilarlo de otra forma y mucho menos matarlo.